Dermabalance

Exfoliación Química

¿Qué es la Exfoliación Química?
Un peeling químico o pelado químico o conocido también como exfoliación química es una técnica de tratamiento corporal que se utiliza para mejorar y suavizar la textura de la piel, a menudo la piel del rostro, usando una solución química que hace que la piel muerta se desprenda y finalmente se despegue.​
La exfoliación química es un procedimiento de rejuvenecimiento de la piel en el que se aplica una solución química sobre la piel para extraer las capas superiores. La piel que vuelve a crecer después de una exfoliación química es más suave y tiene una apariencia más joven. Las exfoliaciones químicas se utilizan para tratar las arrugas, los cambios de color de la piel y las cicatrices, generalmente en la cara. Una exfoliación química se puede realizar sola o en combinación con otros procedimientos estéticos.
Suave

Exfoliación química suave. Una exfoliación química suave (superficial) retira la capa exterior de la piel (epidermis). Se puede usar para tratar las arrugas finas, el acné, el tono disparejo de la piel y la sequedad. Puedes realizarte una exfoliación química suave cada dos a cinco semanas, según los resultados que desees. Exfoliación química intermedia. Este tipo de exfoliación química retira las células cutáneas de la epidermis y de sectores de la parte superior de la capa media de la piel (dermis).

Intermedia y Profunda

Una exfoliación química intermedia puede tratar arrugas, cicatrices por acné y el tono disparejo de la piel. Podrías repetir una exfoliación química intermedia después de tres a nueve meses para mantener los resultados. Una exfoliación química profunda retira las células cutáneas de la epidermis y de sectores de la parte media a baja de la dermis. El médico podría recomendarte una exfoliación química profunda si tienes arrugas más profundas, cicatrices o tumores precancerosos. Una exfoliación química profunda solo puede realizarse una sola vez.