Existen cuatro teorías para afirmar por qué se genera esta enfermedad:

  • Por células nerviosas anormales que dañan los melanocitos al formar sustancias tóxicas
  • Por el sistema inmune del cuerpo, que percibe a los melanocitos como agentes extraños
  • Por subproductos tóxicos que se generan en el organismo, los melanocitos se autodestruyen
  • Por un defecto genético que transforma a los melanocitos en susceptibles

Lo primero que se recomienda en estos casos es consultar con el dermatólogo, quien es el indicado para DIAGNOSTICAR cuál es el problema de fondo, se aconseja llevar una vida sana y tener un pensamiento positivo. Estar relajado, evitar el estrés, irse de vacaciones, meditar, hacer deporte, etc. son muy buenos métodos, además, evitar la exposición al sol en verano o cuando hay altas temperaturas. Siempre usar protector de factor alto y gafas de sol. Cuidar la alimentación también es importante, eliminando de la dieta todos los productos químicos y cocinando naturalmente. Se aconseja incluir en su alimentación el melón, uvas y garbanzos que se ha demostrado influyen positivamente en las personas afectadas por esta enfermedad. RM.

Style Selector

Layout Style

Predefined Colors

Background Image